Vivarium

¡Advertencia de Spoilers!

¡Este artículo contiene detalles reveladores sobre la trama que podrían arruinar sorpresas si aún no has experimentado la historia. Lee bajo tu propia discreción si estás dispuesto a conocer estos elementos antes de explorar la obra por ti mismo.

Año: 2019
Ciencia ficción,,Misterio,Terror
Descubre el final explicado de Vivarium, la intrigante película que te atrapa en Yonder. Conoce la obsesión de Tom, el crecimiento acelerado del bebé y la muerte de Gemma. ¡No te pierdas esta historia llena de misterio y suspenso!

La película «Vivarium» es un thriller psicológico que sigue la historia de Gemma (interpretada por Imogen Poots) y Tom (interpretado por Jesse Eisenberg), una joven pareja que queda atrapada en un extraño barrio residencial llamado Yonder. A medida que la trama se desarrolla, los protagonistas descubren que no pueden escapar de este lugar y se ven envueltos en una serie de eventos perturbadores y surrealistas.

Quedando atrapados en Yonder

La película comienza con Gemma y Tom en busca de una casa para comprar. Su agente inmobiliario, Martin, los lleva a Yonder, un desarrollo residencial aparentemente perfecto. Sin embargo, una vez que entran en el vecindario, se dan cuenta de que todas las casas son idénticas y no hay nadie más a la vista.

Después de un intento fallido de salir de Yonder, Gemma y Tom se dan cuenta de que están atrapados en este extraño lugar. No importa cuánto conduzcan, siempre terminan volviendo al número 9, la casa en la que inicialmente ingresaron. La sensación de claustrofobia y desesperación comienza a apoderarse de ellos.

Descubriendo la imposibilidad de escapar

A medida que Gemma y Tom exploran más el vecindario, se dan cuenta de que no hay forma de comunicarse con el mundo exterior. Los teléfonos no tienen señal y los intentos de pedir ayuda a través de las ventanas de las casas vecinas son en vano, ya que nadie parece estar allí.

Además, descubren que no hay comida en el vecindario, excepto por una caja de alimentos que aparece misteriosamente en su puerta todos los días. La comida es siempre la misma: una caja de pollo crudo. Esta repetición constante y la falta de variedad los lleva a un estado de aburrimiento y desesperación aún mayor.

El bebé y sus instrucciones

Un día, una caja es entregada en la puerta de Gemma y Tom. Dentro de la caja, encuentran un bebé y una nota que dice: «Criar al niño y ser liberados». Aunque al principio están desconcertados, deciden seguir las instrucciones y cuidar al bebé.

El bebé, que llaman «el niño», crece a un ritmo acelerado y demanda atención constante. Gemma y Tom se ven obligados a adaptarse rápidamente a su nueva vida como padres, a pesar de las circunstancias extrañas y opresivas en las que se encuentran.

El crecimiento acelerado del bebé

A medida que el niño crece, Gemma y Tom se dan cuenta de que su crecimiento es anormalmente rápido. Pasan de ser un recién nacido a un niño pequeño en cuestión de días. Este crecimiento acelerado agrega aún más tensión a la relación de la pareja, ya que deben lidiar con las demandas constantes del niño y la falta de sueño.

El niño también muestra un comportamiento inquietante. A medida que crece, se vuelve cada vez más manipulador y controlador. Parece tener un conocimiento inusualmente avanzado para su edad y utiliza esto para ejercer poder sobre Gemma y Tom.

La relación se deteriora

El estrés y la presión de cuidar al niño comienzan a afectar la relación de Gemma y Tom. Se vuelven cada vez más distantes y hostiles el uno con el otro. La falta de sueño y la sensación de estar atrapados en Yonder los lleva a un estado de desesperación y desesperanza.

Gemma y Tom se culpan mutuamente por su situación y se sienten atrapados en un ciclo interminable de monotonía y angustia. La tensión entre ellos alcanza su punto máximo cuando Tom se obsesiona con cavar un agujero en el patio trasero en busca de una posible salida.

La obsesión de Tom por cavar un agujero

Tom se obsesiona cada vez más con la idea de cavar un agujero en el patio trasero. Está convencido de que encontrarán una salida si logra cavar lo suficientemente profundo. Pasan días enteros cavando, pero el agujero parece no tener fin.

A medida que Tom se sumerge más y más en su obsesión, su salud comienza a deteriorarse. Pierde peso, se vuelve pálido y muestra signos de agotamiento extremo. Gemma intenta detenerlo, pero Tom se vuelve cada vez más obstinado y se niega a escucharla.

El descubrimiento del cadáver y la muerte de Tom

Mientras Tom sigue cavando, hace un descubrimiento macabro. Encuentra un cadáver enterrado en el agujero. Este descubrimiento lo lleva al límite y su salud se deteriora aún más. Finalmente, Tom colapsa y muere en el agujero que tanto anhelaba cavar.

Gemma, devastada por la muerte de Tom, se enfrenta a la realidad de su situación. Está atrapada en Yonder con un niño que crece rápidamente y sin ninguna esperanza de escapar.

El intento de Gemma de matar al niño

Desesperada por encontrar una salida y liberarse de su prisión, Gemma decide tomar medidas drásticas. Intenta matar al niño, pero él logra escapar de sus manos. Gemma se da cuenta de que no importa lo que haga, está condenada a vivir en Yonder.

En un último acto de desesperación, Gemma sigue al niño a través de un corredor subterráneo que la lleva de regreso al número 9, su casa original. Sin embargo, cuando llega allí, se encuentra con una versión más joven de sí misma, lo que implica que está atrapada en un bucle infinito de repetición.

El corredor subterráneo y el regreso al número 9

El corredor subterráneo es una representación simbólica de la trampa en la que Gemma y Tom se encuentran. No importa cuánto intenten escapar, siempre terminan volviendo al número 9, su punto de partida.

Este corredor subterráneo también sugiere que Yonder es un lugar controlado por una fuerza externa, alguien o algo que manipula a las personas y las mantiene atrapadas en este ciclo interminable.

La muerte de Gemma y su entierro junto a Tom

Después de su fallido intento de escapar, Gemma se rinde y acepta su destino en Yonder. Se da cuenta de que no hay forma de escapar y que está condenada a vivir allí para siempre.

En un último acto de resignación, Gemma se entierra a sí misma en el agujero que Tom cavó antes de morir. Se une a él en la muerte, aceptando su destino y encontrando cierta paz en la idea de estar junto a su amado.

El hombre que controla Yonder y su espera de nuevos clientes

Al final de la película, se revela que Yonder es controlado por un hombre misterioso. Este hombre reemplaza a Martin en la inmobiliaria y espera a nuevos clientes para atraparlos en Yonder.

La película termina con el hombre mirando a través de la ventana de su oficina, observando a una nueva pareja que ha llegado a Yonder. Esto implica que el ciclo se repetirá una y otra vez, con nuevas víctimas cayendo en la trampa de Yonder y siendo controladas por este hombre.

El final de «Vivarium» deja muchas preguntas sin respuesta y ofrece una visión perturbadora de la naturaleza humana y la desesperación. Gemma y Tom quedan atrapados en un bucle infinito de repetición, controlados por una fuerza externa y condenados a vivir en Yonder para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *